La práctica llega a su fin en el complejo “Natalio Mirkin”, donde el plantel “santo” calienta motores de cara a la primera final del Federal A, en su casa, contra Unión Aconquija.

Tras un baño reparador, Gonzalo Rodríguez es uno de los primeros jugadores en cruzar la puerta del vestuario y tomar el camino que lleva hacia playón. Sale raudamente, pero ante el pedido de LG Deportiva detiene su marcha y saluda amablemente.

Está feliz el “Turbo”. Su cara así lo hace notar y mucho más cuando tiene que hablar de la posibilidad de volver al ruedo; justo en el partido que todo futbolista desea jugar. “Gracias a Dios me dieron sólo una fecha”, suspira el punta que se perdió la revancha contra Libertad por su expulsión en la ida. Sin embargo, San Martín demostró superioridad sobre el “Tigre” y aseguró su lugar en la serie decisiva.

“No le pegué. Sólo hubo uno forcejeo y el rival se tiró; creo que el árbitro me expulsó porque pensó que le había pegado. Pero después se dio cuenta que no era así, por eso me dieron sólo una fecha”, jura “Gonza” sobre un momento que le crispó los nervios. “Estaba muy mal anímicamente. Esos días, hasta que salió la sanción, la pasé muy mal. Yo pensaba, teniendo en cuenta los antecedentes con algunos compañeros, que me iban a dar más fechas. Por suerte fue sólo una”, festeja.

Gonzalo mira a los ojos cuando habla y los suyos reflejan el sufrimiento vivido durante la semana pasada. “Si nosotros perdíamos, la culpa iba a ser exclusivamente mía. En este tipo de instancias no podés dejar a tu equipo con un hombre menos”, dice y al toque comienza a mirar hacia adelante. El primer choque contra Unión Aconquija es el gran objetivo suyo y de un plantel que supo sortear miles de obstáculos y hoy se encuentra en las puertas de ese gran objetivo que se trazó desde el arranque del año.

El “Santo” está a dos partidos de conseguir el ansiado retorno a la B Nacional. Por eso Rodríguez pide no bajar la guardia y dar en el blanco de una vez por todas. “Yo pensé que nunca iba a poder vivir esto con San Martín. Desde el descenso pasé momentos muy duros y, realmente, esto me parecía un sueño. Ahora hay que aprovechar este envión y lograr el ascenso”, revela el delantero que, en base a su velocidad y potencia, puede ser fundamental para abrir el cerrojo defensivo que plantearán los “Estancieros” el lunes en La Ciudadela.

Allí San Martín intentará pegar primero en la serie y quedar con el ascenso al alcance de la mano. Por eso, Gonzalo explica como encararán el primer “chico” contra Unión Aconquija. “Tenemos que repetir lo que venimos haciendo. Debemos jugar con tranquilidad, sabiendo que es un juego que dura 180 minutos y en donde no podemos cometer errores. Estoy seguro que si logramos repetir las últimas actuaciones, vamos a conseguir un buen resultado en el primer duelo”, asegura

Según Rodríguez, el buen momento no se refleja sólo en el juego. “Desde hace un tiempo venimos creciendo en todos los aspectos. Estamos bien de la cabeza y llegamos a la definición en el momento justo”, sentencia.

Rodríguez festeja poder ser parte del primer juego de la serie más importante del “Santo” en mucho tiempo. Pero no se conforma con eso. “Es el momento de lograr el título y sacar a San Martín de esta categoría”, remata. Que así sea.

 

 

La GACETA