Cagna dice que el plantel hizo el duelo por la derrota en Madryn y entendió que debe mejorar.

La dura derrota en Puerto Madryn dejó secuelas en la vida cotidiana de Diego Cagna y compañía. A nadie le gusta perder y mucho menos de la manera en que la que San Martín lo hizo a manos de Guillermo Brown. Pero el DT sabe que no puede quedarse de brazos cruzados. “El duelo ya pasó y ahora hay que mirar hacia adelante. De esto se sale con trabajo”, explicá el “Flaco” en diálogo con LG Deportiva, luego de una práctica en la que le dio vía libre al trabajo con pelota, tratando de que el equipo recupere el nivel de juego que mostró en las últimas jornadas.

Cagna se pone serio cuando recuerda el mal paso de su equipo por Puerto Madryn. Pasaron los días y él no le encuentra explicación. “Es muy difícil saber qué ha pasado. Porque si hay algo que este equipo tenía era que nunca bajaba los brazos, pero el otro día parece que los había bajado. Esperamos que haya sido un partido de esos en los que no te sale nada y que en el próximo estemos bien, porque lo necesitamos”, asegura, pidiendo por una victoria el sábado contra All Boys. “Este equipo no puede volver a jugar como el otro día; tenemos que levantarnos”.

En el plantel “santo” la autocrítica estuvo al orden del día. Y eso para el entrenador es positivo. “Los jugadores tienen muy claro lo que ha pasado y eso es bueno; todos lo tenemos. Debemos mejorar en lo que hicimos mal, el sábado tenemos una linda revancha”, avisa pidiendo ir partido a partido, sin desviar la mirada del choque contra el “Albo”. “Es cierto que tenemos dos partidos en casa y que pueden resultar claves para levantarnos, pero debemos enfocarnos en el juego del sábado. Ese es el partido más importante de todos. Después habrá tiempo para pensar en el resto”.

San Martín necesita volver a la victoria cuanto antes, levantar la cabeza luego de una derrota que tiró los ánimos al piso. Y enfrente tendrá a un All Boys que viene en levantada, con dos victorias en fila. “Es un equipo difícil. Acá no hay un equipo que sea un ‘cuco’. Está todo muy parejo y cualquier equipo le puede ganar a cualquiera y en cualquier lado. Hay que estar muy atentos, va a ser un partido muy difícil”, adelanta Cagna, con la esperanza de levantar el aplazo en juego y en resultado, porque San Martín hoy está en deuda.