La Nación anunció obras para prevenir inundaciones en cuatro provincias. La exclusión de Tucumán irritó al oficialismo local. El vicegobernador Jaldo y el director del Plan Belgrano, Cano, cruzaron duras críticas ayer por la asistencia de las zonas afectadas por el agua.

la gaceta / FOTO DE JORGE OLMOS SGROSSO (archivo)

La asistencia a los vecinos del sur provincial que sufrieron las inundaciones fue nuevamente el punto de conflicto entre la Provincia (Frente para la Victoria) y la Nación (Cambiemos). A una semana de la visita a la zona del presidente, Mauricio Macri, ahora cruzaron acusaciones de estar usando el desastre con fines políticos en el año electoral. El vicegobernador Osvaldo Jaldo y el director del Plan Belgrano, José Cano, confrontaron por los recursos.

Tiempos

El gobierno local advirtió ayer que los tiempos de la Casa Rosada para enviar recursos no condicen con la urgencia. Las máximas autoridades locales lamentaron que la provincia no esté incluida en la lista de las que recibirán $ 1.000 millones en obras para prevenir inundaciones (sí están Buenos Aires, Santa Fe, La Pampa y Córdoba). El gobernador, Juan Manzur, evitó confrontar, pero aseguró en el contexto del envío de fondos nacionales que “hay cosas que no pueden esperar” porque la gente afectada necesita volver a su casa. El Ejecutivo local requirió hace 15 días a la Nación $ 600 millones para la primera etapa de reconstrucción en los pueblos arrasados por el agua, sobre todo, para La Madrid. Aún no hubo una respuesta formal, aunque el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, afirmó que se analizarían los números.

Manzur confió, sin embargo, en que Tucumán entrará en una próxima tanda de obras. “Hay que esperar. Más de 12 provincias fueron afectadas. Entiendo que se habrán anunciado para las primeras y después vendrán las otras. Uno siempre pretende estar entre los primeros, pero no siempre es así. Mientras tanto, todas las áreas del Gobierno provincial están a la par de la gente”, diferenció de manera edulcorada.

El vicegobernador, Osvaldo Jaldo, no tuvo reparos a la hora de cuestionar a la Nación. Dejó entrever que consideran que la distribución de recursos está atada con el color político de los gobiernos provinciales. “Tucumán es una de las pocas que se vienen manejando sólo con los recursos que corresponden por ley. Los únicos ingresos que vienen (de Buenos Aires) son los que corresponden por la coparticipación”, afirmó.

Al ser consultado por la exclusión de la provincia de las obras anunciadas por el Ministerio del Interior, aseguró que el Gobierno nacional se está “tomando su tiempo” y que los ciudadanos no pueden esperar. “Los tiempos de los inundados no son los de la Nación”, sentenció.

Sugirió consultarle a Cano y al secretario de Vivienda, Domingo Amaya, si hay motivaciones políticas en la exclusión: “hay dos funcionarios nacionales que viven en Tucumán, vienen los fines de semana nada más. Habría que localizarlos y preguntarles cuándo viene la ayuda de la Nación. Y si dicen que está llegando, hay que preguntarles concretamente cuál es”, desafió. “Quiero creer que no se está haciendo política con los tucumanos que sufrieron las inundaciones”, insinuó. ¿Qué opina de que el Presidente haya pedido votar por Cano en 2019? “Está en su derecho. Es faltarle el respeto a la gente (decirlo) cuando tenemos el agua y el barro en el cuello y con dos años de anticipación. No obstante así, el Presidente pidió en varias oportunidades que se vote a Cano y no ganó nunca”, ironizó.

“Posicionarse”

Cano consideró inexplicable que el oficialismo no reconozca la presencia del Estado nacional en el sur. “Lamento que el vicegobernador tome la situación como una excusa para posicionarse políticamente. Siempre fue prioritaria la atención de los afectados y es lo que hicimos desde un primer momento sin ninguna especulación. Jaldo lo sabe porque me puse a disposición de él y de Manzur a horas de la inundación. Lamento que privilegie la campaña por encima del interés común”, retrucó.

Enumeró que dependencias nacionales como el Ejército, la Gendarmería, la Prefectura, Desarrollo Social, Salud y el PAMI están trabajando en el lugar. “Ese es el Estado nacional presente. También lo es el Presidente, que vino a acompañar a quienes sufren y a pedir un plan serio para que esto no vuelva a ocurrir. Notoria diferencia con su antecesora (por Cristina Fernández) que bailó sobre nuestros muertos”, disparó. Enrostró a Jaldo el haber pertenecido a las gestiones anteriores, provincial y nacional. “Sería bueno que reconozca que en más de una década de gobierno con presupuestos millonarios y poder absoluto, jamás pensaron en hacer ni una sola obra para frenar las inundaciones. No soy yo al que deben buscar para que dé respuestas. Quizás Jaldo tenga el teléfono de José Alperovich, por quien juró como diputado testimonial diciendo que había sido el mejor gobernador que hubo en la historia de la provincia”, insistió.