Difícilmente se les pase por la cabeza a los Pumitas conformarse con haber llegado a semifinales, pero ya alcanza para calificar de “éxitoso” su paso por el Mundial de Manchester. El seleccionado argentino de Menores de 20 Años derrotó a Japón 39-20 y cerró una primera fase impecable, ganando sus tres partidos (dos de ellos, frente a titanes como Francia y Sudáfrica) y asegurándose un lugar entre los cuatro mejores del torneo por segunda vez en su historia. La anterior fue de la mano del tucumano Bernardo Urdaneta, en 2012.

Después de tumbar a gigantes como Francia y Sudáfrica, parecía difícil que los nipones pudieran plantar resistencia al equipo argentino. Sin embargo, sorprendieron con dos tries en seis minutos, y obligaron a los Pumitas a reaccionar. El tucumano José Barros Sosa, en su debut de titular, respondió con un doblete en el ingoal japonés, y otro “Benjamín”,Domingo Miotti, aportó su puntería hacia la H, con un penal y cuatro conversiones. Marcos Kremer, Mariano Romanini y Juan Cruz Mallía también aportaron tries a la causa.

A diferencia de Miotti y Rubén Ricco Falú (también fue titular), Barros Sosa no había podido ver acción todavía. “¡Ya venía deseando jugar! Después de dos lesiones seguidas no veía la hora de volver a la cancha. Estaba muy ansioso”, le confesó el wing de Lawn Tennis a LG Deportiva desde Manchester.

Los Pumitas pelearán por un lugar en la final el lunes frente a Irlanda, ganador del grupo A tras golear 35-7 a Georgia. Ese mismo día, chocarán en la otra semifinal Sudáfrica (que se clasificó como mejor segundo tras vencer a Francia 40-31) e Inglaterra, que se clasificó al vencer 17-13 a Australia.