La automotriz nipona invirtió en Cartivator, una start-up que planea desarrollar un vehículo aéreo para entornos urbanos que puede alcanzar los 100 Km/h de velocidad.

Toyota se suma al grupo de compañías que buscan tener su propio auto volador al anunciar una inversión en Skydrive, un prototipo desarrollado por Cartivator, una start-up integrada por unos 30 voluntarios liderado por Masafumi Miwa, un experto en el desarrollo de drones de la Universidad de Tokushima.

Con 2,9 metros de largo y 1,3 metros de ancho, el SkyDrive busca ser el vehículo aéreo más pequeño en su tipo, a pesar de ser una categoría donde aún no existen modelos comerciales. Puede alcanzar una velocidad de 100 kilómetros por hora a una altura de 10 metros del suelo.

Toyota invirtió unos 353 mil dólares y aportará el conocimiento de su equipo de ingenieros mecánicos para potenciar el prototipo de Cartivator, de acuerdo a un reporte publicado por Nikkei Asian Review.

Los desarrolladores de SkyDrive planean tener un prototipo para realizar las primeras pruebas de vuelo para fines del próximo año. El objetivo de Cartivator apunta a tener un modelo comercial para 2020, cuando Tokio reciba por segunda vez a los Juegos Olímpicos.

La iniciativa nipona no es un caso aislado y cuenta con varias propuestas en el incipiente y disputado segmento de los vehículos aéreos. Por un lado esta Kitty Hawk, un proyecto que está patrocinado por Larry Page, cofundador de Google, mientras que el gigante aeroespacial Airbus cuenta con PopUp, un sistema eléctrico modular que combina el transporte aéreo con la conducción autónoma en zonas urbanas.

Otra de las compañías que apuestan a estos desarrollos es Uber, que además de los vehículos autónomos también planea tener su propio sistema de transporte aéreo.

Este tipo de transportes aún presenta varios desafíos legales y regulatorios, ya que deben convivir tanto con los autos en las calles y con los aviones y helicópteros en el espacio aéreo. En este punto, Dubai se posicionó como una de las ciudades pioneras al anunciar la implementación y despliegue del servicio de taxi aéreo con drones autónomos chinos.