El esposo de la reina Isabel II pasó revista en el Palacio de Buckingham de Londres a soldados de la Real Marina británica, en el que fue su último acto público en solitario.

El duque de Edimburgo, el esposo de la reina Isabel II, pasó este miércoles revista en el Palacio de Buckingham de Londres a soldados de la Real Marina británica, en el que fue su último acto público en solitario, luego de 65 años de compromisos oficiales como miembro de la familia real.

Tras participar en 22.000 actos oficiales y a sus 96 años, el príncipe Felipe anunció en mayo pasado su intención de poner fin a su vida pública, una decisión que dará mayor protagonismo al príncipe Carlos, su primogénito y heredero al trono, así como a sus nietos, los príncipes Guillermo y Enrique.

El duque, quien sirvió en la Marina durante la Segunda Guerra Mundial, asistió hoy, como capitán general de esa fuerza, a un desfile de tropas que participaron del “1664 Global Challenge”, una serie de eventos y pruebas de resistencia para recaudar fondos para organizaciones de caridad, según informó la agencia de noticias Reuters. Durante el acto, Felipe saludó a los marinos y levantó su sombrero en respuesta a las aclamaciones en su honor.”Este es un momento histórico, porque es el último compromiso real del duque y la Marina forma parte de él. Es un absoluto honor”, dijo a los medios el cabo Jamie Thompson, citado por la agencia de noticias EFE.