El ministro de Trabajo puso en duda los motivos reales de la movilización de la central obrera. “Que se haga cerca de un proceso electoral tiñe cualquier reclamo”, enfatizó.

El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, volvió a cargar contra la cúpula de la CGT y aseguró que la movilización prevista para hoy a Plaza de Mayo “es innecesaria e inoportuna” y está ligada a cuestiones políticas.

“Que se haga (la marcha) cerca de un proceso electoral tiñe cualquier reclamo; no podemos dejar de mirar que esto tiene un ‘tufillo’ político”, aseguró en declaraciones a Radio Mitre.

La Plaza de Mayo será nuevamente el escenario hasta donde se llevará el rechazo a una eventual reforma laboral y exhortará a defender los puestos de trabajo.

Triaca aseguró que el Ejecutivo quiere un debate que “no esconda una mirada política de turno” y recordó que en los últimos días hubo fotos que reflejan “la voluntad de ver de qué manera se puede condicionar a un Gobierno, que fue ratificado en las PASO”.
 

“La gente no quiere volver al pasado, no quiere volver a eso de no decir la verdad y esconder la realidad. Muchos de esos dirigentes que hoy están reclamando cuando les decían que había menos pobres que en Alemania no abrían la boca. Decir que reconocen el problema cuando durante muchos años se callaron la boca, habla de su calidad dirigencial”, afirmó.

Según Triaca, “cuando los reclamos están basados en un diagnóstico que no se refleja en la realidad, es donde tenemos problemas. Reconocemos que hay problemas, pero también que muchos sectores comienzan a crecer”, agregó el ministro.