La ciudad nació el 28 de agosto de 1754 cuando el Gobernador de las Armas, Felipe Antonio de Alurralde, tomó posesión de los terrenos donde se asienta actualmente. Mucho antes de dicha fecha, Monteros ya existía como caserío o pequeño pueblo.

 

Monteros es la ciudad cabecera del departamento del mismo nombre, ubicado en la provincia de Tucumán, Argentina. Se encuentra a una altura de 324 metros sobre el nivel del mar (msnm) y a una distancia de 53 km al sudoeste de la capital provincial. Cuatro ríos rodean a la ciudad, la temperatura promedio es de 35 °C en verano y 10 en invierno con picos de 45 y -3 °C de sensación térmica respectivamente. Su población es de 63.926 habitantes (INDEC, 2010).

 

La ciudad nació el 28 de agosto de 1754 cuando el Gobernador de las Armas, Felipe Antonio de Alurralde, tomó posesión de los terrenos donde se asienta actualmente. Mucho antes de dicha fecha, Monteros ya existía como caserío o pequeño pueblo. Monteros finalmente adquirió el rango de municipalidad el 12 de diciembre de 1867 y su primer intendente fue Domingo Segundo Aráoz. Desde siempre ha sido una de las localidades más destacadas y prósperas del sur tucumano por su vida cultural, educativa y comercial.

 

El origen de su nombre posee varias versiones. Una versión sugiere que algunos pobladores del antiguo San Miguel, ubicado en el paraje conocido como Ibatín en la actualidad, se negaron a trasladarse a la nueva ubicación y se declararon en rebeldía refugiándose en los montes cercanos. De ahí habría derivado el apelativo de Monteros, es decir, aquel que vive o se cría en el monte. Una tercera versión señala que los habitantes del primitivo San Miguel de Tucumán fundaron Monteros el 4 de octubre de 1865 con la denominación de ciudad del Santísimo Rosario de los Monteros.

 

Hubo tres intentos de cambiar el nombre de la ciudad. En 1828 y 1832 se trató de cambiar su denominación por la de Villa Belgrano. El caso más exótico se dio también en 1832 cuando el entonces gobernador de la provincia, Alejandro Heredia, pretendió rebautizar a la ciudad con el nombre de Alexandría, en honor a sí mismo.

 

La industria azucarera constituye el pilar fundamental de la economía local. El Ingenio Ñuñorco (fundado el 9 de junio de 1929) es el establecimiento industrial más importante de la ciudad. La zona rural circundante constituye la zona por excelencia para el cultivo de caña de azúcar, limón, arándano y frutilla en la provincia.

 

La ciudad también es conocida en la Argentina como “La fortaleza del folclore”, con la cual se conoce también a su renombrado festival de música folclórica argentina “Monteros de la Patria, Fortaleza del Folclore”. Además es nombrada como capital nacional de la poesía, la randa, y en otras poblaciones del departamento encontramos la capital nacional del pesebre.

 

Monteros cuenta con exponentes deportivos a nivel nacional; el Club Social Monteros fue el campeón de la temporada 2004/05 de la liga Argentina de Clubes de Voley. En el ámbito futbolístico se destaca el Club Atlético Ñuñorco, que lleva ese nombre en honor al cerro homónimo visible desde la localidad.

 

Cerca de Monteros se encuentra la localidad de Acheral, a través de la cual se accede a los mundialmente conocidos Valles Calchaquíes.

Fuente: www.tucumanoticias.com.arf