Darnay consideró que el Gobierno provincial y el legislador García pretenden perjudicar políticamente a Cano El dirigente aseguró que no firmó convenios en nombre del PAMI ni del Plan Belgrano

Alberto Darnay sostuvo que lo único cierto es que viajó a Corea. “Todo lo demás es puro invento, una mentira muy bien elaborada”, aseguró el empleado del PAMI que coordina acciones del Plan Belgrano y dirigente peronista cercano a José Cano. Expresó que es víctima de una “operación” montada por el Gobierno provincial y por el legislador radical Ariel García para perjudicar a Cano.

Darnay es uno de los involucrados en el escándalo por el viaje a ese país de supuestos funcionarios del Plan para firmar un convenio. Tras recibir material de un anónimo, el fiscal federal Guillermo Marijuán denunció a Cano; a Darnay; al secretario del gremio del PAMI y dirigente radical Osvaldo Barreñada; al empresario tucumano Octavio Accardi y a dos comerciantes coreanos. Todos, excepto Cano, integran además una sociedad anónima. Marijuán sospecha que podrían haber cometido los delitos de defraudación y negociaciones incompatibles con la función pública. La pesquisa apunta a que podrían haber suscrito convenios de compras para insumos para el PAMI por 300 millones de dólares y que habrían pedido coimas.

“Truchos”

Darnay afirma que jamás firmó un convenio en Corea; que el contenido de artículos de diarios coreanos que refleja su visita es falso; que no es funcionario del Plan y que no hay denuncias en su contra en la Embajada de Corea sino en Kotra, una ONG de empresarios. Aseguró que viajó por invitación de la Asociación Coreana Argentina para dar una charla sobre economía y para concurrir a actividades “culturales y sociales”. “Nos invitaron a mi, a Osvaldo, a Octavio y a los demás los invitamos como amigos. Nos pagaron los pasajes desde Corea. El Estado no pagó nada”, consignó. Aseguró que participó de actividades con la empresa Esscom y no con la que aparece en los tratos (Jicen Hitech Co Ltd). “Jamás firmé ningún convenio. Son truchos, tienen una sola firma, falsificada. No es mía ni de Osvaldo. No firmé jamás nada en nombre del PAMI”, dijo. Exhibió una prueba caligráfica que se hizo en el contexto del sumario que le inició el PAMI y que daría cuenta de que no sería su firma. En relación a la sociedad anónima Kumho Lat, aseguró que no está relacionada con el hecho y que su conformación fue posterior al viaje. “Es el ejercicio de la libre empresa que establece la Constitución”, expresó. A la hora de buscar responsables, no duda en apuntar a la Casa de Gobierno y a García. “Quieren perjudicar a Cano, más que a mi. La opereta es porque está muy cerca de ganar las elecciones en la provincia. Estoy convencido de que detrás está el Gobierno. Cano ni sabía que yo viajaba. García es un tipo oscuro de la política que tiene denuncias, gente cercana a él está vinculada con el trafico. Es inescrupuloso y está vinculado a Osvaldo Jaldo”, concluyó.

 

 

 

 

La Gaceta